El arte de comprimir música en MP3

 

El arte de comprimir música en MP3…Uno de los principales problemas que a existido siempre con este formato de música, es la poca preparación de la gente que se dedicaba a realizar las compresiones, durante mucho tiempo descargaba música de Internet, música pirata, pero tambien muchísima música (yo diría que la mayoría) procedente de Demos, Unreleases y música bajo licencia Creative Commons, lo mas habitual en aquellos tiempos (estoy hablando de 6 años para atrás), era comprimir como el programa tenía marcado por defecto, que solía ser 128 kbps, ademas de cortes y filtros que dejaban un archivo muy comprimido, pero con una calidad pésima…clic en las imágenes para agrandarlas.

El arte de comprimir música en MP3

El Arte de comprimir música en MP3

Si partimos de la base de que muchos estudios confirman la hipótesis de que un MP3 a 192 Kbps VBR tiene tanta calidad que ni el ultrasensible y poderoso oído de un perro notaría la diferencia con un CD de audio, llegaremos a la conclusión de que el MP3 sigue siendo un gran formato para almacenar música, especialmente si nos movemos con grandes cantidades de música y tenemos poco espacio…un disco duro de portátil de unos 320 Gb o 500 Gb se llenará en seguida si solo usamos archivos sin perdida (WAV, FLAC, AIF), el mismo disco duro con archivos MP3 bien codificados será capaz de albergar hasta 10 veces mas música.

La clave para comprimir en MP3, es hacerlo siempre desde la fuente, es decir, comprimir directamente desde el CD (Ripeo) o desde el archivo master (WAV, AIF, AAC) y, nunca volver a comprimir desde un MP3 ya comprimido, por supuesto, otra cosa que tampoco debemos hacer es volver a comprimir en sentido inverso, es decir, si comprimimos un archivo desde WAV a MP3 128, no podremos volver a comprimirlo desde el MP3 a una calidad superior, sencillamente porque los datos ya no están.

Una vez vistas las ventajas de este formato, vamos a proceder a comprimir un archivo desde un master AIFF, a un  formato de bitrate constante y con la máxima calidad posible, yo utilizo Easy CDDA Extractor, un programa que podríamos calificar de “Navaja Suiza”, pues nos permite Convertir, Ripear, Editar Metadatos, Normalizar Volumen y muchas mas cosas.

El arte de comprimir música en MP3

 Como se puede apreciar en la imagen de arriba, e seleccionado un Bitrate constante, pues se a demostrado que es el que ofrece mejores resultados, en mi caso e seleccionado un bitrate constante y máxima calidad, 320 kbps, muchos os preguntareis, pero si mas arriba dicen que el mejor formato es 192 kbps y un bitrate variable…¡¡¡…bien, eso funciona cuando trabajamos con conexiones de Internet y necesitamos transmitir la mayor cantidad de datos posibles, con un ancho de banda limitado, pero si lo que vamos a hacer es trabajar directamente con el ordenador, programas para DJ, tarjetas de sonido de calidad y un buen ancho de banda como el que nos ofrece una conexión USB, lo que nos interesa, es obtener un archivo con un tamaño razonable, pero con la mayor cantidad de información posible y, en este caso, el mejor resultado es el que nos ofrece un MP3 320 kbps.

Easy_CD-DA_Advanced_www.djlogic.es

Una vez seleccionado el bitrate, entramos en el menú de opciones avanzadas, aquí tenemos diversos parámetros que, bien usados, conseguirán que obtengamos un archivo con la menor perdida posible…para empezar, seleccionamos el número de canales, en mi caso e seleccionado “Stereo”, para de esta forma mantener los dos canales de música, muchos pensaran que es mejor “Joint Stereo” y no es cierto, aunque al estar situado como siguiente opción puede dar lugar a confusiones…el sistema “Joint Stereo”, es válido para cuando trabajamos con poco ancho de banda, lo que hace es trabajar con un canal central e ir moviendo determinadas partes de un canal a otro, haciendo una especie de pseudo-stereo, esto va bien cuando tenemos un ancho limitado, por ejemplo 128 kbps, que materialmente no alcanza para dos canales completos, pero cuando trabajamos con archivos codificados con un bitrate alto, mejor usar siempre Stero, pues mantenemos los dos canales completos.

Easy_CD-DA_Advanced2_www.djlogic.es

El Samplerate, es la cantidad de muestras por segundo que va a tomar el programa, esto es muy importante en la grabación original, pero como se trata de una compresión del archivo original, lo importante es respetar el samplerate del archivo con el que estemos trabajando, en mi caso es de 44.100 Hz, así que lo e mantenido en el programa…tambien podemos ver opciones como el Lowpass y Highpass, que nos permiten establecer un filtro que cortará frecuencias, el Lowpass en la banda baja del espectro y el Highpass en la parte alta de las frecuencias, como veis, tengo desactivados ambos filtros pues, no me interesa perder frecuencias que resten bajos o brillo al archivo resultante.

Easy_CD-DA_Advanced3b_www.djlogic.es

Hasta aquí ya tendríamos lo necesario para comprimir un archivo original a MP3, con una calidad incluso superior a la de un CD, siempre y cuando estemos trabajando con archivos originales (WAV, AIFF, AAC), pues una vez se graba en CD, este queda en 16 bits y 44 kHz, mientras que si estamos comprimiendo desde un master a MP3, podemos hacerlo tranquilamente a 24 bits y 48 kHz, algo a lo que nunca puede llegar un CD, si queremos, este programa tambien nos ofrece algunas opciones muy interesantes como por ejemplo el sistema DSP.

Como podéis ver en la imagen de mas arriba, una vez entramos en el menú DSP, situado en la parte inferior del programa, tenemos a nuestra disposición una serie de parámetros muy interesantes para los DJs, en especial el ReplayGain, que no es otra cosa que la normalización de los archivos a un determinado volumen, este proceso se realiza en 24-bit, por lo que la calidad resultante está asegurada…personalmente siempre codifico con una ganancia de 95, lo que me deja -6 dB, esto quiere decir que tengo un margen de unos 6 decibelios antes de que la señal llegue a rojo (clip) y ya sabéis que el rojo nunca es bueno cuando estamos mezclando música.

El programa tambien nos ofrece opciones para la edición y grabación de metadatos, caratula del disco y muchas otras opciones, pero de lo que estamos hablando es de la compresión a MP3, la cual, como hemos visto, puede ser igual e incluso superior a la de un CD en muchos aspectos, si ademas trabajamos con una buena tarjeta de sonido y buenos equipos, llegaremos a la conclusión de que la mala fama de este formato con respecto a otros, viene mas del mal uso de la gente que comprime los archivos, que de las capacidades del formato en si mismo.