DJ condenado a pagar 20.000 euros a los vecinos

 

DJ condenado a pagar 20.000 euros a los vecinos…Un DJ de Madrid, a sido condenado a pagar una multa de 20.000€…El juzgado de primera instancia número 5 de Madrid ha condenado al DJ Johan Kroonenberg y a su madre al pago de una indemnización de 20.000 euros por los daños causados a sus vecinos por ruidos molestos, perjudiciales y nocivos provocados por la reproducción de música durante la preparación de sus sesiones…

DJ condenado a pagar 20.000 euros a los vecinos

DJ condenado a pagar 20.000 euros a los vecinos

La noticia hay que analizarla pues, no se trata de que hiciese ruido a determinadas horas o mientras preparaba las sesiones para realizar su trabajo, no, al parecer se dedicaban a hacer fiestas a altas horas de la noche, lo cual terminó con la paciencia de los vecinos…sinceramente, hay que tener mucho cuidado pues la contaminación acústica, es algo que empiezan a tomarse muy en serio…Ver noticia completa.

ruido_vecinos_www.djlogic.es

Por lo visto se trata de casi 8 años de continuas molestias, por lo que no es de extrañar el resultado final, 20.000€ de multa y la prohibición de volver a molestar a los vecinos, mi recomendación, es que si tenéis que practicar lo hagáis en horas diurnas, normalmente los horarios admitidos son desde las 8 de la mañana hasta las 11 de la noche, pero no estoy seguro si la normativa cambia en según que países, comunidades y municipios…personalmente, desde hace tiempo solo utilizo los auriculares cuando estoy en casa…existen aplicaciones para móvil que nos permiten medir el nivel de decibelios, tanto para Android como para iOS y Windows Phone, así que recomiendo instalar una de estas aplicaciones y andar siempre sobre seguro.

Normativa

Las legislaciones europeas ponen el límite en 65 decibelios durante el día y 55 decibelios durante la noche. Se sabe que a partir de los 75 decibelios, y a medida que van subiendo, se merma la audición, lo que puede provocar sordera e incluso dolor. Este tipo de contaminación acústica es de las que tiene mayor incidencia en la calidad de vida. Por lo que primero hay que tener constancia de la legislación que aplica la localidad en cuestión, que nos indicará el límite establecido.

Es conveniente acudir en primer lugar a la vía del diálogo con el vecino para que cese en su actitud. Si no se consigue nada, el presidente de la comunidad deberá apercibir de nuevo al vecino, ya que el paso siguiente será una demanda que se interpondrá tras convocar una junta general que lleve ese tema en el orden del día. Se llegará a un juicio ordinario y el juez adoptará en él las medidas cautelares que considere necesarias para asegurar el cese de la causa del ruido. Estas medidas podrán ser en contra del propietario o del ocupante de la vivienda o local y pueden llegar a suponer la privación del uso de la casa por un periodo de hasta tres años e incluso una indemnización por daños y perjuicios.

  • En el caso de que la comunidad no haga nada al respecto, el propietario que tenga el problema puede ir a los tribunales de forma independiente.
  • Puede ocurrir que los ruidos procedan de un defecto en la construcción. Si es este el caso, será la constructora la que deba hacerse cargo de la reparación hasta que el edificio quede en condiciones óptimas.
  • Tener un informe de medición acústica será fundamental para hacer constar que el nivel de ruido sobrepasa el máximo permitido por las normas vigentes en la localidad.
  • Normativa: Web Mapfre