Una Batalla Ganada…¿Y Ahora Que?

Esta es una de esas veces en las que a uno le gusta tragarse sus propias palabras, si hace apenas dos días anunciaba que estaba apunto de aprobarse y posteriormente que se aprobaría la famosa Ley Anti-descargas del gobierno Español, tutelada por el Gobierno Norte Americano, al final in-extremis, parece que los partidos políticos reaccionaron, ante lo que claramente se trataba de una injerencia extranjera y eliminaron del paquete de “Ley de Economía Sostenible”, la famosa Disposición final segunda o “Ley Sinde”, me alegro, por supuesto que me alegro, pero todo este ajetreo me ha echo pensar….

Hay cosas que no cuelan, yo estoy de acuerdo con las descargas, pero con un uso racional de las mismas, para mi como DJ, las descargas representan lo que antes sería pasarme la mañana de tiendas de discos, escuchando y seleccionando , para posteriormente, comprar los que me gustan, actualmente, descargo de diversos sitios, con la ventaja de que puedo mezclarlos y decidir los que realmente se adaptan a mi estilo y, las sesiones en las que esté trabajando, puedo empezar una sesión con mas de 100 temas, que al final se verán reducidos a unos 15-20 temas (sesión de 80-100 minutos), finalmente estos 15-20 temas los compro en tiendas especializadas, (tipo Beatport, djdownload, junodownload), al precio de entre 1,5€ y 2,5€ una sesión me viene saliendo por un máximo de 40-50€, un precio mas que aceptable, teniendo en cuenta que saliendo de tiendas, mínimo te dejas 300€.

Creo que si amas la música, ¿que menos que apoyar a los artistas que te gustan?

Volviendo a las cosas que no cuelan…ayer estuve en casa de un vecino configurando diversos aspectos de su ordenador, una de las cosas que mas me llamaron la atención, fue la cantidad de páginas de descargas que tenía en favoritos, páginas del tipo “Mogollón de Banners” y links incluso a películas sin estrenar, creo que eso no está bien y, no me vale la excusa de que “enlazar no es delito”, para mi eso es echarle mucho morro y hay un trasfondo de “animo de lucro”, creo que tiene que haber espacio para todos y que todos se ganen la vida, desde los autores, pasando por distribuidores, salas de exhibición, etc.

Creo que es hora de usar toda esa capacidad de organización y de llegar a la gente que ha demostrado la blogosfera, para plantear nuevos modelos validos para todo el mundo, nos quejamos de que nuestros políticos y el sector industrial son unos analfabetos digitales, pero ni los educamos, ni les ofrecemos alternativas…

A las discográficas, productoras cinematográficas, etc.

¿Por que no copian el modelo…???, aprovéchense de la gran capacidad del P2P para distribuir su contenido de una forma barata y con gran alcance, pongan todo su fondo de catálogo a disposición del público a unos precios razonables, con diferentes opciones, cuotas anuales, cuotas mensuales, opción de acceso al contenido on-line, o para descargar, diferentes tarifas, para el usuario que solo quiere escuchar o visionar el contenido, o para aquel que quiere adquirirlo, en fin, se me ocurren un montón de opciones perfectamente viables, con la ventaja de que el material es original y servido desde páginas seguras, pues a nadie le gusta tener que tragarse 20 banners y la posibilidad de contraer algún virus para descargar una canción o película…

Un ejemplo: Sony Qriocity

A Los Políticos

Educación, educación, educación, es la clave, educar a los jóvenes ( y no tan jóvenes), de que si amas algo, es lógico darle soporte y la mejor manera de darle soporte, es obtenerlo por vías legales, tambien decirles que el echo de descargar algo, no significa que yo fuese a comprar dicho material, simplemente, se me da la oportunidad de probarlo, como me pruebo unos pantalones o pruebo un coche antes de comprarlo…

En fin, todos estamos de acuerdo, en que se produce mas música que nunca y que cuando algo gusta, arrasa, sin duda es una época en la que o haces las cosas bien, o el mercado te penaliza y, eso va por todos, creo que los que tanto lloran, tienen que dejar de hacerlo y dedicarse a lo que saben hacer, pero con herramientas modernas, tal vez sea hora de emplear a buenos programadores, creativos y diseñadores y, que los artistas sean solo el producto que vender…